Proyecto Educativo Mercedario

Proyecto Educativo Mercedario

Principios de los Colegios Mercedarios

Los Mercedarios tenemos un ideal del Hombre, nacido de la visión de San Pedro Nolasco, ésta nos parece ser: un hombre integral, libre de plena comunión con Dios y con los hermanos y, por lo tanto, agente de cambio.

El Mercedario se concibe como sacramento del Cristo Redentor, por lo que toda su labor educadora tiene como finalidad realizar la Redención de Cristo, “no perdiendo de vista la situación histórica y concreta en que se encuentra el hombre, a saber, su situación de pecado en el orden individual y social” para la liberación integral de toda comunidad educativa.

El Mercedario, a imitación de nuestro Santo Fundador, es el hombre de la caridad centrada en Cristo, que pone su vida al servicio de la fe en peligro; por eso optamos por una educación a favor de los que están más necesitados de misericordia y cuya vida de fe peligra.

Concebimos la sociedad como una comunidad de hombres libres y solidarios que optan por el amor redentor de Cristo, que se fundamenta en la justicia, solidaridad, servicio, respetuosa de la persona y promotora del bien común para construir la civilización del amor.

La Orden Mercedaria es una familia que se caracteriza por su carisma y por su quehacer de sacramento de Cristo Redentor.

Concebimos a nuestra comunidad escolar como inspirada, iluminada y protegida por la Santísima Virgen Maestra y guía de Nuestra Orden, porque es Madre y Modelo del discípulo fiel que guarda y realiza las enseñanzas de Jesucristo.

El Colegio Mercedario es una comunidad de personas que se centra y toma su fuerza de Cristo Redentor para realizar su misión liberadora.

El Colegio Mercedario es el espacio donde se siente, se vive y se realiza la libertad del hombre en comunión con Dios y con los hermanos; esta libertad implica: autenticidad, responsabilidad, amor a la verdad, etc.

Siendo la redención cristiana para todos los hombres, los más necesitados claman por una liberación que los saque de su estado de necesidad producido por egoísmos y errores. El Colegio Mercedario formará la personalidad del educando para que pueda superar estas dificultades en lo personal y comunitario. Para ello cuenta ejemplarmente con el proyecto de vida de San Pedro.

La Educación en el Colegio Mercedario es humanista, esto es, a la medida del hombre creado y redimido. En este hombre los formadores desarrollan, con los elementos que la comunidad dispone el proceso liberador y redentor iniciado en el bautismo, de modo que pueda lograr la síntesis entre fe y vida, entre fe y ciencia, entre fe y cultura.

El Colegio Mercedario debe ser el espacio eficaz para el crecimiento de sus miembros en la fe y la práctica del amor misericordioso de Cristo que construye el reino de Dios en la tierra.

Objetivos de los Colegios Mercedarios

Acompañar al alumno en el proceso de crecimiento y maduración de la fe cristiana, para que sea capaz de descubrir, denunciar y superar las nuevas formas de cautividad viviendo su libertad de hijo de Dios.

Promover una experiencia cristiana liberadora, cuyo modelo sea Cristo Redentor, para que el alumno se convierta en un hombre libre y solidario.

Favorecer en el educando su desarrollo integral en la dimensión física, cognitiva, afectiva, moral y espiritual, para que sea un hombre libre en plena comunión con Dios y con los hermanos.

Incorporar y promover una participación activa de la familia de nuestros educandos al quehacer del Colegio, para vivir una experiencia de comunidad educativa animada por el espíritu mercedario.

Proyecto Educativo de los Colegios Mercedarios